10 consejos para aumentar la concentración de un niño

¿Puede su hijo centrar la atención en tareas, quehaceres o estudios?

Para la mayoría de los niños, es difícil concentrarse más de unos momentos en cualquier tarea, y eso es bastante natural debido a su curiosidad, exuberancia y energía.

Sin embargo, la concentración y el enfoque son fundamentales para el estudio, los deberes y para la realización de cualquier tarea.

Las personas mayores pueden mejorar su concentración con ejercicios especiales, sin embargo, con los niños, es necesario utilizar diferentes estrategias.

Puede ayudar a su hijo a aumentar su concentración de varias formas. Estas formas, le enseñarán al niño ciertos hábitos y reglas, que le facilitarán la concentración y se volverá menos inquieto, mientras hace los deberes o realiza tareas.

10 consejos para ayudar a aumentar la concentración de su hijo

 

  1. Divida una gran tarea en pequeñas tareas

Una gran tarea requiere demasiada concentración y disciplina, por lo que sería una buena idea dividirla en tareas más pequeñas. Esto podría aplicarse a las tareas escolares, las tareas del hogar y el aprendizaje de nuevas habilidades.

La realización de pequeños proyectos, que conducen a la finalización de un gran proyecto, hace que el proyecto sea menos intimidante y más fácil de enfocar, y también otorga una sensación de progreso y movimiento.

Una gran tarea que requiere tiempo, dedicación y concentración, puede parecer intimidante y abrumadora, y puede despertar desgana y dilación. Una pequeña tarea parece más fácil de realizar y crea menos resistencia.

  1. Reducir las distracciones

A menos que estén involucrados en algo que realmente les guste, los niños pueden tener dificultades para eliminar las distracciones. Necesita mantener el entorno donde aprenden, estudian o realizan tareas, lo más libre de distracciones posible.

Tenga especial cuidado con la televisión, la música alta, los ruidos y cualquier otra cosa que pueda distraer la atención del niño.

  1. Televisión y teléfonos móviles

No es una buena idea mirar televisión mientras se hace la tarea, ya que esto distrae la atención. Los mensajes de texto y las redes sociales también interrumpen la concentración. Anime y enséñele a su hijo a no leer mensajes de texto o usar teléfonos celulares mientras estudia y hace la tarea.

  1. Hacer la tarea a la misma hora todos los días

Repetir la misma actividad todos los días a la misma hora, eventualmente, la convierte en un hábito. Si un niño se sienta a hacer la tarea todos los días a la misma hora, después de un tiempo, cuando llegue la hora, se requerirá menos esfuerzo para concentrarse. La mente sabrá que ha llegado el momento de las tareas y estará más dispuesta a estudiar.

  1. Darles suficiente actividad física

Alguna actividad física, como jugar, correr o algunos deportes, entre el estudio y las tareas, proporcionaría una forma de liberar energía extra. Esto ayudaría al niño a estar menos inquieto, contrarrestar el aburrimiento y facilitar la concentración.

  1. Deje que los niños jueguen y se diviertan

Darles a los niños demasiadas tareas e involucrarlos en demasiadas actividades puede ser abrumador y agotador para sus cerebros. Como padre, debe darles suficiente tiempo para el placer y la diversión, para que no se sientan demasiado presionados.

  1. Descanso suficiente

Asegúrese de que el niño duerma lo suficiente por la noche y también descanse un poco durante el día.

  1. Fijar tiempo para la consecución de un objetivo

Establezca el tiempo para completar una meta, como diez minutos, veinte minutos, etc. Esto puede obligar al niño a concentrarse para terminar la meta dentro de los límites de tiempo. Sin embargo, debe tener cuidado con esto, ya que a algunos niños les puede resultar demasiado apremiante establecer límites de tiempo, y esto podría causarles ansiedad y perturbar su concentración.

  1. Déjelos jugar juegos que requieran atención

Puede entrenar y fortalecer la capacidad de concentración de un niño jugando juegos que requieren pensar. Hay muchos de estos juegos, que puede encontrar en las tiendas que venden juegos para niños.

Los juegos que requieren concentración, planificación y uso de la memoria combinan diversión con concentración.

  1. Deje pasar un tiempo antes de comenzar una nueva tarea

Cuando su hijo esté ocupado, dígale lo que tiene que hacer a continuación, pero deje unos minutos de descanso entre la finalización de la tarea y el inicio de la nueva. Esto evitaría tensiones y resistencias internas.

Si desea obtener mejores resultados, debe dar un ejemplo personal.

Necesitas mejorar tu propio enfoque. Entonces, estará en una mejor posición para enseñar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *