Ejercicios y orientación de fuerza de voluntad y autodisciplina

¿Alguna vez te preguntas?

“¿Cómo conseguir la fuerza de voluntad?”

“¿Cómo ser disciplinado?”

“¿Cómo desarrollar la autodisciplina?”

En este artículo, exploraremos estas dos habilidades importantes, la fuerza de voluntad y el desarrollo de la autodisciplina, y brindaremos algunos consejos y ejercicios útiles.

 

Puede cultivar estas habilidades practicando ciertos ejercicios adecuados y siguiendo los consejos proporcionados. No importa qué tan poco desarrolladas estén estas habilidades, puede mejorarlas considerablemente.

 

La fuerza de voluntad y la autodisciplina juegan un papel importante en la vida, conduciendo al éxito si las posee, o al fracaso o la mediocridad si no las tiene. Estas dos habilidades son las más importantes para manejar de manera eficiente cualquier tarea y para lograr cualquier objetivo.

 

  • Definiciones de fuerza de voluntad y autodisciplina
  • Primero definamos cada habilidad.
  • Comenzaremos con la definición de la fuerza de voluntad y luego pasaremos a la definición de la autodisciplina.

 

Definición de fuerza de voluntad:

 

  • La capacidad de controlar o rechazar impulsos innecesarios o dañinos.
  • La capacidad de tomar una decisión y seguirla con perseverancia, hasta su exitosa realización.
  • Es la fuerza interior la que le permite negarse a caer en hábitos innecesarios e inútiles.
  • Es el poder interior el que le permite superar la resistencia y los obstáculos internos y externos.
  • Es el antídoto para la pereza y la dilación.
Definición de autodisciplina:

 

Es el compañero de la fuerza de voluntad. Te da la resistencia para perseverar en todo lo que haces.

¿Qué pueden hacer por usted la autodisciplina y la fuerza de voluntad?

Estas dos habilidades son las proveedoras de fuerza interior, que necesitas para tomar decisiones y seguirlas, actuar y continuar con tus acciones, a pesar de las dificultades y obstáculos.

Estas habilidades pueden ayudarlo a cambiar su vida, perder peso, desarrollar buenos hábitos y evitar malos hábitos. Son muy útiles para todos, en todos los ámbitos de la vida y para todas las edades.

Todo el mundo necesita estas habilidades. No debe haber excusas: es necesario aumentar el poder de la autodisciplina, así como la fuerza de voluntad.

¿Cómo ser autodisciplinado y poseer fuerza interior? Continúa leyendo y lo descubrirás.

Pregúntate a ti mismo las siguientes preguntas:

  • ¿Siente a veces que le falta la fuerza interior para actuar, actuar con firmeza o perseverar?
  • ¿Hay algún hábito que desee cambiar, pero siente que le falta la fuerza interior necesaria para cambiar?
  • ¿Cuántas veces has decidido salir a caminar sabiendo lo bien que te sientes después, pero por pereza o falta de fuerza interior te quedaste en casa y miraste la televisión?
  • ¿Cuántas veces ha intentado cambiar sus hábitos alimenticios, dejar de fumar o levantarse más temprano en la mañana, pero no poseía suficiente fuerza interior y persistencia?
  • ¿Empieza a hacer cosas, pero deja de hacerlo después de un tiempo?
  • Puedes cambiar este comportamiento cuando fortaleces tu autodisciplina y fuerza de voluntad.
Todo lo que necesita es formación, orientación y asesoramiento.

 

Después de fortalecer su fuerza de voluntad y fortalecer su autodisciplina, podrá elegir sus reacciones y superar los hábitos negativos. Te sentirás más poderoso, seguro y a cargo de ti mismo y de tu vida.

Un concepto erróneo que necesita corrección

Existe una idea errónea en la mente del público sobre la fuerza de voluntad y la autodisciplina.

Se cree erróneamente que su desarrollo requiere mucho esfuerzo y esfuerzo mental y físico. Esto no es verdad. Puede desarrollar estas habilidades a través de ejercicios sencillos e incluso disfrutar del proceso.

La posesión de estas dos habilidades importantes mejora su autocontrol. Las personas que poseen autocontrol están más preparadas y tienen un mejor control sobre su vida y sus acciones.

Las personas autodisciplinadas poseen una fuerza interior que les ayuda a afrontar los problemas y obstáculos con mayor facilidad y confianza.

Cuando estas dos habilidades están bien desarrolladas, hay más control, más poder y más asertividad.

Las personas autodisciplinadas suelen poseer más fuerza de voluntad que los demás y no permiten que sus elecciones estén dictadas por impulsos o sentimientos y lo que otras personas dicen o hacen.

Todo esto significa mejores posibilidades de lograr lo que planeas hacer.

Cómo fortalecer la fuerza de voluntad y mejorar la autodisciplina

 

Una técnica simple y eficaz para fortalecer estas dos habilidades es hacer cosas que preferirías evitar por pereza, dilación, falta de asertividad, timidez u otras razones.

Al llevar a cabo tales acciones, a pesar de su resistencia y desgana internas, se vuelve más fuerte.

A medida que los músculos se fortalecen al resistir el peso de las pesas, estas habilidades se fortalecen al superar la resistencia interna.

 

Ejercicios simples y poderosos

 

¿Cómo mejorar la autodisciplina y cómo aumentar tu fuerza de voluntad? Esto no debería ser difícil. Intente practicar los siguientes ejercicios siempre que tenga tiempo:

Ejercicio no. 1

 

Usted está sentado en un autobús o tren y entra un anciano o una mujer embarazada. Levántese y ceda su asiento, aunque prefiera permanecer sentado. Actúe así, no solo porque sea cortés, sino porque está haciendo algo que no está dispuesto a hacer. Este es un ejercicio para superar la resistencia de su cuerpo, mente y sentimientos.

Ejercicio no. 2

 

Hay platos en el fregadero que necesitan lavarse y usted pospone el lavado para más tarde. En lugar de posponer, levántate y lávalos ahora, no dejes que la pereza te controle, cuando sabes que de esta manera te estás fortaleciendo, se vuelve más fácil actuar de inmediato, a pesar de la pereza y las ganas de procrastinar.

Ejercicio no. 3

 

Llegas a casa del trabajo y te sientas frente a la televisión porque te sientes demasiado perezoso y cansado para darte una ducha primero. No sucumbas a las ganas de sentarte frente al televisor y ve a darte una ducha de inmediato.

Ejercicio no. 4

 

¿Te gusta tu café con azúcar? Si lo hace, bébalo sin azúcar durante una semana entera. ¿Bebes tres tazas de café al día? Si lo hace, beba solo dos tazas al día durante una semana entera.

Ejercicio no. 5

 

¿A usted, como a muchos otros, le gusta leer algún chisme sin importancia en el periódico o la revista? Luego, durante una semana entera, absténgase de hacerlo. Puede que esto no sea fácil, pero es bueno para tu entrenamiento. No te estoy diciendo que lo hagas de forma indefinida, sino solo por una semana.

Ejercicio no. 6

 

Si tiene la opción de subir con el ascensor o subir las escaleras, elija subir las escaleras. Sin embargo, suba las escaleras solo si no es un piso alto y se encuentra en buenas condiciones físicas.

La importancia del entrenamiento constante

 

Los ejercicios anteriores son simples y no difíciles de practicar.

Recuerde, el propósito de los ejercicios es desarrollar la fuerza interior, no complicarle la vida.

Cuando practicas levantamiento de pesas, aeróbicos o cualquier otro tipo de deporte, fortaleces tus músculos y, por lo tanto, puedes usar tu fuerza física siempre que la necesites. Lo mismo ocurre con la fuerza de voluntad y la autodisciplina.

Al entrenar, fortalecer y desarrollar la fuerza de voluntad y la autodisciplina, los pone a disposición para su uso, en cualquier momento que los necesite.

Le ayudan a cambiar sus hábitos, le dan más control sobre su vida y le proporcionan la fuerza interior necesaria para el crecimiento personal y espiritual. También le imparten la perseverancia necesaria para alcanzar las metas.

“La disciplina realmente significa nuestra capacidad para hacer las cosas cuando no queremos”.

–Arden Mahlberg

“La diferencia entre una persona exitosa y otras no es la falta de fuerza, no la falta de conocimiento, sino la falta de voluntad”.

–Vince Lombardi

“La fuerza no viene de la capacidad física. Viene de una voluntad indomable.”

-Mahatma Gandhi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *